Fundadores del estilo escandinavo

El período entre las décadas de 1930 y 1970 fue la edad dorada del diseño escandinavo. Varios destacados diseñadores de mobiliario, conocidos como los fundadores de la filosofía y el estilo escandinavos, causaron un gran impacto y su influencia es evidente al día de hoy en las obras de diseñadores de todas partes del mundo. Entre estos referentes del diseño nórdico, los diseñadores que más destacan son Alvar Aalto, Arne Jacobsen, Poul Henningsen, Finn Juhl, Greta Magnusson-Grossman, Børge Mogensen y Hans J. Wegner.

Alvar Aalto: (1898 – 1976) fue quien insufló vida y calidez al arte moderno, poniendo el énfasis en una geometría orgánica, materiales naturales y por sobre todo, respeto del elemento humano. La intención de Aalto era crear entornos que sean integrados para ser experimentados a través de todos los sentidos del humano, así como diseñar muebles que fueran al mismo tiempo modernos, humanos y específicamente de su origen, finlandeses. Algunas de sus obras que tienen mayor reconocimiento son, entre otras, el jarrón Aalto de 1936 y el banco 153A de 1945.

Poul Henningsen: (1984 – 1967) obtuvo reconocimiento internacional por sus diseños de lámparas. Teniendo en mente a su madre, que era bastante presumida, empezó a diseñar lámparas cuando la bombilla eléctrica todavía no se consideraba una nueva tecnología. En el año 1924 fue cuando ganó su primer premio por el diseño de una lámpara que luego se convertiría en la lámpara que conocemos hoy en día como la lámpara PH. Casi un siglo después, Louis Poulsen, aún sigue fabricando tanto las lámpara PH como su famosa lámpara Artichoke.

Arne Jacobsen: El arquitecto Arne Jacobsen (1902 – 1971) fue un diseñador moderno y uno de los arquitectos más famosos de su época. Diseñó de todo, desde edificios, hasta pomos o manijas de puerta, pasando por grifos para baños y cocinas hasta cafeteras. Mies Van Der Rohe, Le Corbusier y Charles y Ray Eames fueron algunas de las personalidades que lo influenciaron. Entre sus piezas más famosas se encuentran las sillas Ant y Egg.

Børge Mogensen: Børge Mogensen (1914 – 1972) se dedicó a crear muebles para todo el mundo. Con esto nos referimos a que hacía mobiliario que era asequible, económico y fue uno de los motivos por el cual consiguió muchísimas ventas. Con el fabricante FDB, consolidó su estatus como líder del diseño danés. Ganó numerosos premios por sus diseños simples, robustos y masculinos. Su creación más famosa es la silla del modelo Spanish Chair, de 1958.

Finn Juhl: Finn Juhl (1912 – 1989) fue uno de los diseñadores modernos que mayor influencia ha tenido. Es famoso, principalmente por introducir los muebles modernos daneses en Estados Unidos y Canadá. Trabajó con Niel Vodder, quien construyó la mayoría de las ideas de Juhl. Sus creaciones son piezas esculturales y elegantes en las que plasmaba su pasión por el arte. Su obra más famosa es la silla Chieftains de 1949.

Greta Magnusson-Grossman: Pasó los últimos cincuenta años de su vida viviendo en California, pero de joven ya había trabajado como diseñadora en un país nórdico, Suecia. Conjugando una estética de ambos lugares en donde vivió, creó una estética moderna que contenía rasgos tanto escandinavos como californianos. Abrió una tienda en Rodeo Drive, en los Ángeles, donde vendió diseños escandinavos a celebridades como Greta Garbo y Frank Sinatra entre otros. Su creación más famosa es la Lámpara Gräshoppa.

Hans J. Wegner: Hans J. Wegner (1914 – 2007) fué un maestro del diseño moderno de Dinamarca del siglo XX. Tenía una preferencia particular por las sillas: dibujó más de quinientas, de las cuales en torno a un centenar han llegado a fabricarse y venderse en los mercados. La obra de Wegber incluye piezas tan icónicas como las sillas Peacock, Wishbone y Shell.

Son tantos los diseñadores nórdicos influyentes que es casi imposible poder nombrarlos de forma detallada a cada uno de ellos. Entre otros nombres importantes tenemos la obligación de nombrar a Mogens Lassen (1901 – 1987), quien diseñó uno de los candelabros más icónicos de todos los tiempos, Kubus, en 1962. Rasmussen, quien diseñó la silla Kevi en 1958 y las ruedas dobles que se han utilizado en casi todas las sillas de oficina con ruedas durante los últimos cuarenta o cincuenta años. Por último Nanna Ditzel (1923 – 2005) quien fue una de las pocas mujeres en este mundo, que en sus comienzos reinó la presencia masculina. (Actualmente, día a día son cada vez más mujeres las que tienen protagonismo en este estilo). Sus diseños quizá no eran tan radicales y revolucionarios como los de algunos de sus colegas pero en 1933 diseñó una de las piezas más célebres para el diseño nórdico, la Silla trinidad.

Nuevos diseñadores de estilo escandinavo

Ahora los diseños escandinavos son tan buscados o incluso más que la década del cincuenta. Nuevos diseñadores producen muebles inspirados en los fundadores del estilo escandinavo, pero con su propia voz y su propia interpretación. Están surgiendo muchas alianzas entre marcas y países nórdicos y se han puesto en marcha muchas nuevas firmas de diseño en respuesta a la gran demanda de productos escandinavos.

Nuevas ideas

Algunas marcas establecidas en declive se han visto obligadas a replantear su estrategia. Fritz Hansen, Bang & Olufsen y Georg Jensen han contratado a diseñadores famosos como Ilse Crawford, Cecilie Manz y Jaime Hayón para actualizar muchos de sus diseños.

Otras empresas como Gubi, Skagerak y Menu han confiado en nombres nuevos como GamFratesi, Norm Architects y Chris L. Halstrom para impulsar sus ventas con ideas nuevas y revolucionarias.

Nuevos colores

Muchos diseñadores, al día de hoy continúan explorando y reinterpretando el estilo escandinavo. Algunos suelen fijarse en los padres fundadores a la hora de tener un referente, mientras que otros buscan inspiraciones nuevas, por afuera de la cultura nórdica, improvisando y mezclando con otros estilos. Estos diseñadores introducen nuevos materiales, nuevos colores y nuevas formas. El estilo escandinavo, todavía sigue caracterizándose por su simplicidad y funcionalidad, sin embargo, la paleta cromática neutra está cambiando con aportaciones del mundo de la moda y más allá y han comenzado a aparecer nuevos colores que día a día se utilizan más. Ahora, un sofá gris neutro puede ser combinado con sillones de colores verdes apagados o decorarse con cojines coloridos. Es muy común ver que algunas paredes se pinten de un azul fuerte, o se empapelen con algún diseño y dibujos acordes al estilo, han comenzado a utilizarse los colores pastel en muchos ambientes e incluso los accesorios decorativos como almohadones, frasados y adornos suelen usar colores que resalten como amarillo, anaranjado, celeste, etc.

Continuación del legado

Desde mediados de la década del 2000 han surgido muchas marcas nuevas vinculadas al estilo escandinavo. Algunas empezaron con solo unos pocos diseños originales, pero, dado el enorme interés que hubo a nivel mundial en el estilo nórdico, han crecido y aumentado sus diseños y ventas hasta convertirse en negocios de mucho éxito. Algunos propietarios han vendido sus empresas por alguna suma de dinero, mientras que otros siguen al pie del cañón y compitiendo en el mercado de la moda y el diseño. No obstante, lo que en verdad importa a los diseñadores es continuar el legado de los padres fundadores que sentaron las bases del estilo escandinavo en el siglo XX.

IKEA

El estilo nórdico o diseño escandinavo es mucho más que la icónica y tan conocida empresa IKEA. Es verdad que esta tienda ha facilitado su accesibilidad a las personas al diseño nórdico a escala internacional. Su catálogo, que es por lejos el de mayor tirada en el mundo, está lleno de ideas y novedades y es una excelente inspiración para todos aquellos que se inician en el estilo nórdico.

Comienzos de IKEA

Todo empezó con la brillante idea de Ingvar Kamprad, quien con solo 17 años de edad, inició un negocio de venta por correo desde su casa familiar. La idea del negocio consistía en vender muebles que el propio cliente se podía montar, el precio era más económico que en otros lugares y era completamente personalizado. Sus primeras mesitas, al día de hoy, todavía siguen en producción.

Muchas personas pueden pensar que IKEA es la tienda donde uno adquiere sus primeros muebles y accesorios de propiedad para luego “evolucionar” pero la realidad es que ha sido un actor muy influyente a la hora de llevar al estilo escandinavo a todos los rincones del mundo. IKEA es y ha sido una firma pionera en la producción en masa sostenible y ha creado muchas piezas icónicas para el estilo escandinavo. Al principio contaba con sus propios diseñadores en plantilla, pero luego comenzó a recibir la colaboración también de figuras internacionales como por ejemplo Ilse Crawford y Tom Dixon, quienes fueron los responsables de haber diseñado dinámicas colecciones para la empresa.

Estilo nórdico, accesible para todos

Desde sus comienzos, la marca IKEA ha fusionado las tendencias del interiorismo y de la moda, creando productos no solo económicos sino que también personalizados. Ha desempeñado un papel clave en el desarrollo del diseño nórdico, haciéndolo alcanzable para todo el mundo, en la línea de la filosofía de los padres fundadores, quienes se basaron en la cultura nórdica de principios del siglo XX en donde los países del norte de europa pasaban por una crisis económica y no abundaban los recursos económicos como para gastar en artículos o muebles relacionados a la decoración.

IKEA No solo vende silla, mesas, sofás, camas y artículos textiles, sino también accesorios para el hogar, lo que permite a los consumidores equipar una casa de manera funcional y económica. IKEA está tan implantada en todo el mundo que podría afirmarse que toda persona en algún momento de su vida, tendrá algo de IKEA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *