Últimamente con la cantidad de trabajo y la utilización constante de las pantallas y las redes sociales, el estrés en las personas viene en aumento desde hace un tiempo en varias partes del mundo. Sin embargo los daneses, con sus inviernos tan fríos y sus cortos veranos, supieron cómo afrontar estas adversidades con el Hygge. 

Estos pacíficos ciudadanos son amantes de la calma y tranquilidad, y adoran estar dentro de sus casas. Además los daneses trabajan 32.5 horas a la semana; por lo que tienen más tiempo libre que les permite poder disfrutar del día en su hogar, ya sea con la familia o con amigos. En muchos estudios se ha demostrado que en este país las personas viven más felices, como también otros países escandinavos a pesar de los inviernos tan duros. 

Muchas veces hemos escuchado que estas razones de tanta felicidad se debe al estilo de vida Hygge. Algunos tienen una vaga idea de esta corriente que cada vez se está poniendo más y más de moda pero… ¿Qué es el hygge?

Hygge

¿Qué es el Hygge?

El palabra Hygge, su pronunciación sería “Hu-ga”, es traducido literalmente como “comodidad”, sin embargo la corriente Hygge es más que eso, este estilo de vida busca la felicidad de las personas en las pequeñas cosas de la vida, un bienestar de lo más absoluto posible, con los seres amados, ya sea familia o amigos, y se centra en disfrutar del placer de cada cosa en la vida cotidiana. Comenzando claramente por las casas, lo acogedor es la clave.

La filosofía Hygge es la experiencia de disfrutar el momento en un cómodo sillón, lleno de almohadones, tapado con una cálida manta con algunas luces de ambiente contemplando el lugar con una taza de café; o bien, mirando una pelicula o serie favorita tranquilo.

Uno de los sentimientos más placenteros de este estilo de vida, es la felicidad que produce una linda y fluida charla con un ser querido, compartiendo algo rico para deleitar todos los sentidos; como la vista, el gusto o el aroma, en un ambiente cálido gracias a las velas.

Hygge

¿De donde proviene esta corriente?

Este término proviene de principios del siglo XIX, en donde Noruega y Dinamarca eran un mismo país. Su significado deriva de una palabra noruega que significa “bienestar”.

Esta noción o corriente de Higgy, proviene no solamente de Dinamarca, sino también de un montón de otros países del norte, comúnmente llamados nórdicos o, dependiendo de los países, escandinavos. 

Estos países que padecen largos inviernos y muchos días casi sin luz por el corto verano, buscan en el Hygge una buena convivencia de bienestar y comodidad. Estos conceptos, son un remedio para la melancolía y el estrés cotidiano. Por lo que los daneses lo tomaron como un estilo de vida y tomó tanta fuerza, que ya es parte de su propia cultura.

Hygge

¿Como tener un estilo de vida Hygge?

Como se habrán dado cuenta, el estilo hygge, no solamente es poder estar cómodo sentado con un montón de mantas en un ambiente cálido, rodeado de cojines y almohadones gigantes. Además tampoco se podría decir que es algo estacional, ya que no sería un estilo de vida. Esta cultura está destinada para cualquier tiempo estacional y poder así ser disfrutada a lo largo de todo el año.

Hygge

Estilo Hygge

  • Juntarse con amigos y familiares
  • Disfrutar de los pequeños detalles
  • Estar presente y sobre todo agradecido
  • Ambiente cálido
  • Quedarse en la cama un ratito más
  • Agasajar y degustar una rica comida
  • Tener y disfrutar de un pasatiempo
  • No estresarse por cosas que no valen la pena
  • Apreciar el entorno siempre que se pueda
  • Despejarse con un buen libro

Hygge decoración

Este estilo de ambientación viene de la rama de la decoración nórdica o escandinava o comúnmente llamada “nordic hygge”. Se utiliza mucho hoy en día en la decoración de interiores para las casas. La idea principal es crear hogares con espacios y ambientes más confortables y acogedores posibles, para poder disfrutar y pasar el tiempo con la familia o amigos.

Hygge

Claves principales de este estilo

8 claves para ser un auténtico Hygger y disfrutar del hygge time

Todo ordenado

Al igual que la decoración minimalista y la decoración nórdica, la idea principal del estilo hygge, es tener el orden como máxima premisa. Ordenar la habitación, pieza o cuarto a escoger para mantener la corriente hygge es lo que nos va a guiar en todo momento. Esto nos ayudará a tener los ambientes más acogedores, serenos y pacíficos posibles.

Esto es importante, ya que no solamente por los demás o el que dirán, si no que de lo contrario, puede causar estrés, y es uno de los ítems previamente vistos que tenemos que evitar para estar tranquilos y ser feliz siguiendo el Hygge.

Una opción para tener este orden, es elegir el mobiliario de forma inteligente; como por ejemplo muebles de almacenamiento como lo son los artículos de estilo nórdico. Estos muebles son capaces de esconder cualquier desorden visual por su simpleza y utilización de materiales naturales.

Hygge

Colores neutros

La gama o paleta de colores a elegir, tanto para las paredes como para la decoración deben mantener los tonos neutros, por sobre todo los cálidos, para poder para cortar con el frío del blanco. Esto dará la sensación de paz, calma y armonía.

La línea de colores neutros y pasteles o tierra, son excelentes por si no queremos que quede todo blanco impoluto. Por ejemplo para las paredes pueden utilizar los colores beige, grises claros o marrones y cremas, son ideales para crear un espacio relajante.

Hygge

Espacios cómodos

El confort y la comodidad son un aspecto clave para buscar la felicidad en una decoración Hygge. Una forma de lograrlo es añadir un montón de almohadones y almohadas bien mullidas, además de suaves y gruesos edredones con unas buenas y cálidas medias gruesitas.

La filosofía hygge es estar acurrucado en el sofá o una cama con muchas capas de acolchados disfrutando muy cómodamente de un buen café o un increíble libro para sumergirse.

Decorar con velas

Un elemento increíble de la decoración hygge es iluminar con velas un ambiente. Es posible decorar el interior de un dormitorio, una sala de estar o hasta un rincón de exterior. Las velas, emanan una luz tenue y suave que agrega un toque especial generando un lindo entorno. Por lo que un ambiente con velas es indispensable en nuestro estilo Hygge

Un montón de velas para decorar en fanales y faroles, son ideales para un exterior pequeño.

exterior nórdico

Chimenea

No hay mejor plan que acurrucarse frente al fuego, ya sea en el exterior o en un ambiente cerrado. Es un momento y el espacio perfecto para unirse y relajarse con otras personas queridas y pasar un momento agradable en familia o con amigos. ¡Un increíble entorno por el cual estar completamente agradecidos!

Por lo que se puede decir que tener una chimenea o un hogar, en el cual te puedas reunir es una clave interesante en el estilo Hygge, ya que brinda una calidez distinta y unión. 

Hygge

Quedarse en la cama

El plan perfecto para todos los días, disfrutar y pasar una o dos horas más en la cama. Para todos los dormilones y remoloneadores, el estilo Hygge es perfecto para ellos, ya que fomenta este concepto. No necesariamente hay que dormir cuando uno se queda más tiempo en la cama, puede ser leyendo el diario o desayunando algo rico.

El diseño Hygge viene siempre de la mano de la decoración nórdica, por lo que al igual que los dormitorios de este último, tengamos en cuenta de crear espacios muy acogedores y funcionales, para así poder disfrutar de acurrucarse con muchas capas de mantas y edredones, colchas y almohadones bien mullidos.

cama escandinava

Materiales naturales

El agregar texturas y distintos materiales provenientes de la naturaleza como la madera, las plantas, o las pieles; son un toque estético increíble y muy cálido proveniente del Hygge.

Esto ayuda a romper con la monotonía del estilo minimalista y otorga confort visual y al tacto en caso de las pieles sintéticas.

Otras texturas que se pueden añadir son las lanas y el tencel, que son fibras naturales.

salón escandinavo

Baño estilo spa

Para tener un baño decorado al estilo Hygge, hace falta lavabo agradable y vistoso pero tranquilo, con un espacio de almacenamiento para todas las cosas que solemos tener.

Aparte para disfrutar de un baño más relajante podes agregar algunas velas, unos deliciosos aromatizantes y sales de baño. Unas lindas batas darán el toque final a este baño de spa. Recordemos que el placer es una de las claves del estilo Hygge, por lo que darnos un baño de inmersión y disfrutar del momento en vez de darnos una ducha rápida será increíble para aliviar el estrés.

baño escandinavo

Con toda esta información y tips que sabes ahora para tener tu hogar Hygge, es hora de que disfrutes y relajes; y te entregues al placer de esta increíble corriente escandinava. 

¡Sumérgete en un libro, regálate el tiempo del baño y enciende unas velas, es momento de que desconectes de lo que te estresa y empieces a vivir al estilo hygge!

En nuestra tienda podes encontrar infinidad de artículos del estilo Hygge, nórdico y escandinavo para ayudarte a formar un ambiente perfecto.

Información del artículo
Fecha de subida
Resumen del artículo
Información sobre el estilo Hygge. características y funcionalidades. ideas, imágenes y tips.
Valoración
51star1star1star1star1star

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *