El estilo nórdico o diseño nórdico suele conocerse también como estilo escandinavo y es un movimiento relacionado al diseño que surge a mediados de la década del cuarenta. Se caracteriza principalmente por tener una filosofía minimalista en donde se destaca y se defiende el uso de colores neutros, la simplicidad y la funcionalidad de todo aquello que se utilizará en cada escenario.

Colores neutros

El color que más predomina en un escenario que lleva en su adn el estilo nórdico es el blanco. Las paredes por lo general llevan este color aunque en muchos casos se suele cubrir con un papel tapiz o con un color diferente una pared por ambiente para darle un toque diferencial. Por lo general el techo y los pisos tienden a ser también de color blanco o hueso, aunque en muchas ocasiones se suele utilizar madera.

Para las combinaciones de colores los que más popularidad tienen son, el gris en sus diversas tonalidades y el beige. Hay quienes utilizan colores de la gama del marrón o incluso algunas veces algún azul fuerte para darle un toque oscuro a alguna habitación aunque para este tipo de decisiones hay que tener muy en cuenta la iluminación del ambiente. Tengamos en cuenta que en este estilo decorativo se le da muchísima importancia a la luz natural debido a su procedencia y las paredes oscuras en habitaciones con pocas ventanas pueden hacer que se requiera mucha iluminación artificial. En la mayoría de los casos el mobiliario es de madera color expreso y los accesorios y detalles que podemos encontrar en los diversos escenarios suelen tener colores vibrantes o colores pastel, esto siempre en fondos que sean completamente blancos.

los colores neutros y el estilo escandinavo

Minimalismo

El minimalismo es la tendencia artística que reduce al mínimo sus medios de expresión y una de las claves del diseño nórdico es esta. Se busca ganar espacio y no invadir los diferentes escenarios con objetos o muebles los cuales no son indispensables. Esto no implica que intentemos tener la menor cantidad de muebles posibles, pero sí darle a cada uno de los muebles que usemos una función necesaria. Es muy importante que cada uno de los muebles que se elijan aporten un significado tanto a la funcionalidad como a la decoración de cada ambiente. Algunos consideran esto como una ventaja, debido a que al precisarse una menor cantidad de muebles y accesorios para cada sector de la casa, pueden invertir en muebles o accesorios de mayor calidad.

minimalismo en el estilo nordico

Simplicidad y funcionalidad

El origen de este movimiento decorativo está situado en los países nórdicos, que a principios del siglo XIX eran zonas muy pobres en donde no muchas personas podían darse el lujo de tener objetos de decoración en su casa. Como el dinero no alcanzaba, las personas tenían apenas unos pocos muebles sencillos en sus hogares que cumplían las necesidades principales. De ahí viene la tendencia de este movimiento a la simplicidad y funcionalidad de todos sus mobiliarios y accesorios decorativos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *