El estilo o diseño nórdico suele conocerse también como estilo escandinavo y es un movimiento relacionado al diseño que surge a mediados de la década del cuarenta. Se caracteriza principalmente por tener una filosofía minimalista en donde se destaca el uso de colores neutros y la funcionalidad de todo aquello que lo compone.

Para ser más precisos, cuando nos referimos al diseño nórdico como estilo “escandinavo” no estaríamos en lo correcto ya que el estilo nórdico tiene su origen en cinco países nórdicos que son Finlandia, Suecia, Noruega, Islandia y Dinamarca. Mientras que el término escandinavo solo incluiría a Dinamarca, Noruega y Suecia.

Hay quienes afirman que este movimiento adoptó como nombre diseño escandinavo debido a que este estilo se puso de moda a mediados de la década del cuarenta. Esta moda se originó a partir de una exposición que se realizó en América del Norte, bajo el título de “Diseño en Escandinavia”. La exposición mencionada tenía como fines promover el estilo de vida escandinavo y dar a conocer obras de diversos diseñadores nórdicos que se proponían defender este estilo.

Los valores principales del estilo nórdico

Los fundadores del estilo nórdico, cuando se origina esta corriente, dieron una definición de este modelo basándose en tres valores que perduraron hasta la actualidad. Estos valores son; Durabilidad, funcionalidad y fiabilidad. También hay otros valores que son menos tangibles y pueden lograr apreciarse a través de las formas abstractas, la elegancia y el componente relacionado con lo natural que posee este tipo de estilo, estos son; Igualdad, confort, placer y simplicidad.

El fin que tiene este movimiento de diseño es mejorar la vida cotidiana, el día a día en un hogar, mejorando las comodidades, aprovechando espacios, utilizando lo indispensable sin perder la elegancia y conservando el buen gusto y la estética.

En el diseño nórdico siempre hay un vínculo grande entre cada elemento que se utiliza y la naturaleza. Se pueden apreciar también determinados contrastes entre algunos elementos con formas abstractas y otros materiales o elementos naturales como pueden llegar a ser pieles, lana, algodón, madera o lino.