EL ROL DE LA MADERA EN EL ESTILO ESCANDINAVO

El estilo escandinavo se caracteriza por usar en algunas ocasiones suelos y paredes de madera. Generalmente la madera se coloca desde el suelo hasta el techo, lo que sirve para dar más luz a la habitación y ayuda a dar la impresión de que el espacio es más grande. Entre las variaciones de este estilo, algunos utilizan maderas claras, como pino o abedul, para reflejar la luz y crear sensación de una mayor amplitud en el espacio.

Suelos de madera

A diferencia de las casas británicas o norteamericanas, los interiores con un estilo escandinavo no suelen equiparse con alfombras o moquetas. El suelo tradicional es de madera, ya sea de color natural o también en muchas ocasiones pintada de blanco. Esto ayuda a que haya un aumento en la luminosidad que es mayor cuando también hay una combinación con tonos similares en las paredes y los muebles. La implementación de estas técnicas nos dará una sensación de claridad y espacio que ayuda a pasar los largos oscuros inviernos escandinavos. Basta con contemplar estancias así diseñadas para entender por qué los suelos de madera son tan apreciados por los nórdicos. Hacen que las habitaciones parezcan abiertas y espaciosas. Dirigen la atención a la calidad interior de la arquitectura y los muebles.

La empresa danesa Dinesen lleva más de cien años fabricando preciosos suelos de madera. Trabajan con diferentes tipos de madera, desde anchos tablones de roble hasta abeto de Douglas.

Una de las principales características del diseño escandinavo son los suelos y techos de madera.
Una de las principales características del diseño escandinavo son los suelos y techos de madera.

La alfombra ocasional

Aunque los escandinavos siempre van a tener como preferencia los suelos de madera, a menudo suelen utilizar alfombras, sobre todo, son muy utilizadas para delimitar zonas, por ejemplo, en el salón o debajo de la mesa del comedor, para crear calidez y Hygge. Así es, ¡Incluso una alfombra puede ser considerada Hygge! Aportan un toque de color y textura a cualquier estancia. Cuánto color o estilo oriental incorporar va a depender cada persona; en este punto no hay reglas. Las alfombras tejidas a mano encajan perfectamente en el estilo nórdico. Es recomendable que elijamos un estampado que no sea demasiado complejo, en una paleta cromática suave, con un toque de color de acento. La lana y el algodón son los materiales favoritos para una ocasión así, mientras que la longitud del hilo dependerá del gusto de cada uno de nosotros; siempre que nos mantengamos fieles a una paleta cromática suave, permaneceremos dentro de los cánones del estilo escandinavo.

Las alfombras pueden aportar color a los suelos de madera o blancos. También sirven para ayudar a dividir un espacio de planta abierta, dando la impresión de varias estancias en una.
Las alfombras pueden aportar color a los suelos de madera o blancos. También sirven para ayudar a dividir un espacio de planta abierta, dando la impresión de varias estancias en una.
Información del artículo
Fecha de subida
Resumen del artículo
La madera es una de las claves del estilo nórdico. Seguí esta clave para poder decorar tu casa al mejor estilo escandinavo.
Valoración
51star1star1star1star1star

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *