El diseño de objetos de vidrio y cerámica sigue la misma tendencia estética escandinava de funcionalidad, simplicidad y paletas cromáticas neutras. El arte del vidrio es relativamente nuevo en Escandinavia; de hecho no se incorporó totalmente en el estilo escandinavo hasta la década de 1920, cuando la empresa sueca Orrefors empezó a fabricar jarrones de vidrio. Con la cerámica fue diferente. Gracias a sus originales vidriados, colores y diseños, la cerámica escandinava moderna ha destacado siempre, sin apenas competencia internacional.

Cerámicas y vidrios en el diseño escandinavo

Hecho a mano

Los productos hechos a mano se popularizaron en la década de 1950 y han sido un elemento importante del estilo escandinavo. No sólo en el ámbito del mobiliario, sino también en el del vidrio y la cerámica.

Las empresas suecas Orrefors y Kosta Boda lideraron el mercado de la producción de vidrio durante muchos años, pero cuando el consumidor empezó a demandar un arte del vidrio más colorido, la finlandesa Iittala copó el foco de atención. El vidrio finlandés es muy diferente del sueco, menos directo y coqueto, pero igual de avanzado y refinado. Quizá uno de los jarrones de vidrio más conocidos de mediados de siglo sea el jarrón Aalto de la década de 1930, mientras que una de las piezas actuales más famosas es el jarrón Dragg diseñado por Carina Seth Andersson en 2009 para la firma sueca Svenskt Tenn.

La producción de cerámica estuvo liderada por la finlandesa Arabia y la sueca Rorstrand, dos empresas ya desaparecidas. No obstante por toda Escandinavia hay muchos talleres pequeños independientes dirigidos por diseñadores como Axel Salto y Grethe Meyer.

El interés en la cerámica disminuyó durante las décadas de 1970, 1980 y 1990, sin embargo desde la década del 2000 existe un creciente mercado para productos independientes hechos a mano.

La firma danesa Kahler, que lleva varias generaciones fabricando cerámica, ha visto crecer un gran interés en sus productos de cerámica moderna, sobre todo en sus coloridos jarrones a rayas.

Viejo y nuevo

El vidrio es ideal en jarrones, tanto con flores como sin ellas, únicamente como decoración. Intenta combinarlo con piezas de cerámica, tanto nuevas como vintage. Sobre todo en lo que se refiere a accesorios, el estilo escandinavo es algo más abierto y permite mostrar nuestra propia personalidad. La combinación de cosas nuevas y viejas es perfecta, y mejor aún si alguna pieza de la colección tiene alguna historia. Como por ejemplo algo heredado de los abuelos, o un objeto encontrado en un mercadillo durante las vacaciones.

Información del artículo
recipe image
Fecha de subida
Resumen del artículo
La cerámica y el vidrio son unas de las claves del estilo nórdico. Seguí esta clave para poder decorar tu casa al mejor estilo escandinavo.
Valoración
51star1star1star1star1star

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *